viernes, 28 de febrero de 2014

Ciudadana del mundo.


Supongo que siendo nacida en Jaén, criada en Barcelona y viviendo en Cadiz, se me hace chungo saber a donde pertenezco, y más difícil se me hace pensar que pertenezco a alguna parte.

Mil culturas en una, pasando por las migas, el brou amb pilota y de rebote, el patacón.
Mil vidas, mil sabores, mil olores, mil bellezas.

De mil vidas que podría llevar, he elegido la mía, el remix barato de saber disfrutar de todo un poco. Aceptando de donde vengo, y lo que vendrá de nuevo.

Ni de aquí, ni de allí, ni de más allá. Me quedo con el "pisha", el "tiu" y el "zagá" y y por poder quedarme, me quedo tan ancha. 

Disfruto del sol, del sur, del norte, del frío, de la vida y sus acentos, sus vaivenes y sus vientos. Desde el levante a la tramuntana. 

Que en mis pulmones el aire huele a Montserrat con un poco de Sierra Nevada y se me llenan al pensar que mis pies han tenido el privilegio de pisar esas tierras. 

Con el orgullo de vivir y respirar, ni más, ni menos.




http://www.youtube.com/watch?v=VICER0Sr2sI#t=14&hd=1  -  El patio por el que he correteado unas pocas veces.