miércoles, 29 de mayo de 2013

Mujer, bonita es.

Mujer, bonita es la que lucha, primero contra ella, y luego contra el mundo.
Mujer, bonita es la que ve y actúa, la que oye y (se)contradice. La que piensa y (re)vive. 
Mujer, bonita es la que rompe sus grilletes, destapa su boca y se quita la venda.
Mujer, bonita la que es como es, y no como dicen que sea.

Mujer, bonita es.

domingo, 26 de mayo de 2013

Hablando con la luna..

Hace unas cuantas lunas, uno de tantos sabios callejeros que he tenido la suerte de conocer, me contó la historia sobre las 7 sonrisas.

Entonces miré la luna y pensé…

Las 7 sonrisas de la luna y su cara oculta.
En las noches en las que la luna me sonríe, si me fijo bien, puedo llegar a verla completamente redonda, aunque solo brille una parte. Soy capaz de ver ese trozo de cara oculto.

Dicen que por la noche los sentidos se agudizan y por eso somos más sensibles a los impulsos. Al final, acaba siendo el único momento en el que nos quitamos las corazas del ego para descansar, bajando la guardia con las sensaciones a flor de piel.
Quizás por eso me guste hablar con la luna, he compartido con ella todas mis noches de desnudez.


Si la mente es capaz de limitar al cuerpo con el No puedo, sin haberlo ni siquiera intentado, somos capaces de reprimirnos a cualquier otro nivel.

No consigo desprenderme de esas capas, están pegadas a mí, filtrando las emociones entre mi interior y lo de fuera.
Todo está yendo a su debido tiempo -  me repito, mientras tanto sigo intentando romper mis barreras.


Una sonrisa siempre viene acompañada de una mirada, el problema es no saber con que ojos estamos mirando el mundo.

jueves, 23 de mayo de 2013

Yo llevo en el alma un camino, destinado a nunca llegar.


A nunca llegar, porque nada empieza y nada acaba. Tomándome la vida como los días en un tour.
Cada día trae nuevas imágenes, cada imagen un recuerdo, y por cada momento, una sensación.
Solo quiero volar, solo quiero soñar. Dejar de pasarme las noches en vela, descansar. Dar los buenos días que la mañana trae consigo. Múltiples realidades que no quiero dejar escapar, sin estar ni ver ni oír, sino dar, y recibir, y renunciar, apostando por algo en lo que creemos, en si, o en no, en la realidad y en la imaginación.
Que si el subconsciente me juega una mala pasada, voy a ser más puta que las gallinas, y voy a dejar que mis sentidos hablen, y la vida se ría de mí, sin más. Ante todo buen humor.
Porque me gusta el juego, me gusta apostar, me gusta el riesgo, me gusta el nunca llegar.
Soy biopsicosocial.
Y si cada persona es un universo, las relaciones con los demás son un mundo, y de cada mundo se puede extraer cualquier indicio que nos haga comprender que se cuece en nuestra cabeza.
Pero, aunque pudiéramos medirlo todo, aunque pudiéramos observar cada milésima de segundo de cada cambio en nuestro yo, no seríamos capaces de llegar a conocernos.
Como la luna. Nunca nos dejará verla desnuda.
Todo cambia, todo influye, todo se expande... Pero siempre acabamos ocultando algo.
Foto: Ojo furtivo de Martina Diaz. Kampsa II País Vasco, 30 marzo 2013. 

jueves, 16 de mayo de 2013

Eterna viajera.


Cuando ahí fuera solo exista distorsión, y en todo lo que hay dentro de tu mundo esté buscando la manera de salir por la ventana en busca de luz, mira hacía arriba.
Cuando tus días necesiten más horas y menos prisas, respira.
Cuando sientas que has dejado de llevar el control y el motor empieza a oler a quemado, abre la puerta y salta en marcha.
Cuando la vida se torne un peso incapaz de levantar, apártate del sendero marcado.
Cuando encuentres tu pared y la escales rompiendo miedos y aferrándote a la cuerda de la vida, coge impulso.
Cuando llegues arriba y lo veas todo desde las alturas, el todo se volverá pequeño, nada puede romper la construcción de tu mundo.
Antes de querer cambiar el mundo, date tres vueltas por tu casa. – Proverbio chino.
Cambiando tu, contribuyes a cambiar al resto.


La pregunta es, ¿nos vamos mañana?

domingo, 12 de mayo de 2013

La culpa fue del gato.



O al menos, eso dicen.
Influenciabilidad de la mente humana. Me doy cuenta de lo esponja que puedo llegar a ser, de cómo puedo tragarme algunas cosas sin juicio previo, de la rabia que me da y lo mucho que lo critico.

Las estadísticas nunca mienten, el problema es que el que las traduce, nunca dice la verdad.
Nos creemos que el trozo más grande del quesito representa mejor la opinión de la muestra.
Sin embargo, no vemos la ausencia como respuesta.

ENSEÑANZA ZEN

Un grupo de discípulos le preguntó una vez a su maestro Zen: “¿De dónde viene el lado negativo de nuestra mente?” El maestro se retiró un momento y enseguida regresó con un gigante lienzo en blanco. En medio del lienzo había un pequeño punto negro. “¿Qué véis en este lienzo?” preguntó el maestro. “Un pequeño punto,” respondieron todos. El maestro dijo: “Ese el origen de la mente negativa. Ninguno de vosotros ve la enorme extensión que lo rodea.”
 

A veces no se trata de lo que no tienes, sino de lo que no dependes, a lo que no estás atado.